¿Por qué un vendedor debe venderse a sí mismo como un producto?

Detrás de un vendedor exitoso está una persona capaz de venderse a sí mismo como un producto. En otras palabras, un vendedor exitoso es aquel que tiene poder de convencimiento.

emprendedor avanzado

Pero, un vendedor también enfrenta retos y pocos hablan de eso. Por ejemplo, algunos piensan que sus habilidades son innatas y otros, como nosotros, se inclinan a pensar que la práctica desarrolla habilidades.

Son muchos los tipos de vendedores, sin embargo, existen actitudes comunes que hacen la diferencia.

Hoy en día, hasta los vendedores han evolucionado sus tácticas para vender productos o servicios. Así como el mundo ha evolucionado tras la llegada de la tecnología, la manera de vender ha sufrido altas y bajas.

Pese a esto, las habilidades de un vendedor, siguen siendo fundamentales y es necesario que se refuercen todos los días.

Si quieres saber qué necesita un vendedor para venderse a sí mismo como un producto y ser exitoso en su actividad, estás son las habilidades que debe desarrollar:

  1. Debe ser capaz de relacionarse
  2. Debe mantenerse optimista
  3. Una persona con presencia
  4. Que ama su actividad
  5. Debe conocer al cliente y saberlo comprender
  6. Un buen vendedor debe ser creativo
  7. No deja de aprender y evolucionar
  8. Le hace caso a su intuición
  9. Sabe enfrentar y manejar los problemas
  10. Sabe aprovechar las ocasiones

¿Qué debe hacer un vendedor para venderse a sí mismo?

No cometer errores comunes y seguir una lista de patrones. Esto es lo que debes hacer los vendedores exitosos. En esta parte del nuestro contenido, te compartimos aquello que necesita un vendedor para venderse a sí mismo:

1.    Sigue un proceso

Es un error pensar que un vendedor es capaz de convencer a cualquiera en cualquier escenario. En realidad, cuando una venta se concreta no es casualidad, se debe a un proceso al que se debe darle seguimiento.

Si tienes un proceso de ventas bien definido y lo sigues, tendrás la capacidad de anticipar a tus clientes y actuar en consecuencia, para que continúen interesados en comprar lo que les ofreces.

Un buen proceso de ventas debe incluir toda la actuación del cliente. Desde su interés inicial, hasta el cierre de la venta.

2.    Planifica

Lo más seguro es que el escenario perfecto para ti no incluya negociar una sola vez con un cliente. Por eso es importante planificar muy bien tu proceso de venta.

planifica las ventas

Si no te planificas correctamente, puedes ocasionar un conflicto en tu agenda. Eso implica cancelar pautas y otros inconvenientes, lo que no resulta beneficioso para las ventas.

La recomendación es ser organizado, para siempre cumplir, puntualmente, con todos tus compromisos. Además, debes mostrarte bien preparado para resolver las demandas de todos los potenciales compradores.

3.    Toda la ayuda que puedas encontrar es útil

Un vendedor exitoso, capaz de venderse a sí mismo como un producto, no debe tener vergüenza en pedir ayuda. Por el contrario, debes aprovechar las oportunidades que te faciliten el trabajo. Usa toda la ayuda que tengas disponible.

Por ejemplo, escoge las mejores herramientas para vender, aquellas que te hagan más productivo y optimicen tu proceso de venta.

4.    Conoce el producto

No podrás vender nada si no conoces tu producto, y es que, nadie confiará en un vendedor sin convicción sobre lo que está ofreciendo. Es peor son sabes de lo que estás hablando.

conocer el producto

Lo recomendable es conocer cada detalle del producto o servicio que vas a ofrecer. Así te mostrarás confiado en cada palabra, frente a tu cliente.

5.    Sé empático

¿Qué es la empatía?  Es cuando te pones del lado del otro. Si quieres ser un vendedor genial, debes mostrar empatía.

vendedor con empatía

Está bien que seas capaz de venderte a ti mismo, pero a nadie le gusta tropezar con vendedores que solo piensan en sus objetivos e intereses.

Si no tienes en cuenta la situación de tu cliente, no muestras empatía y es posible que pierdas la venta.

Por otra parte, si intentas entender las razones que motivan al cliente a cometer errores, será más fácil encontrar respuestas y soluciones, además serás capaz de ofrecer convenios que tengan beneficios  para ambas partes.

6.    Sé persuasivo

Un vendedor debe poder convencer a los clientes, de eso se trata la persuasión. De hecho, es un arte que va evolucionando y va transformando tus potenciales ventas del agua al vino.

Incluso, los clientes buscan ser convencidos, así es la mayoría de las veces cuando quieren comprar un producto o servicio. El esfuerzo del vendedor significa para el comprador, que ha encontrado la oferta perfecta, que va a satisfacer sus necesidades.

Lo bueno es que la persuasión es una habilidad que se puede aprender. En ese sentido, perfecciona tus técnicas para que te ayuden a ser más persuasivo, con el objetivo de lograr acuerdos más beneficiosos.

7.    La honestidad es importante

Es lamentable, pero algunos vendedores adoptan malas prácticas e insisten en seguirlas para lograr sus objetivos. Esto ha dejado una mancha oscura en la profesión.

Una de esas malas prácticas implica que, para vender mucho, el vendedor necesita timar al cliente. Es decir, los hace comprar más productos de los que realmente necesita, incluso los llevan a comprar productos que nos los ayudará.

En este ámbito el camino de la honestidad es el mejor. Si eres honesto con los clientes valdrá la pena, no importa si eso te cuesta algunas ventas.

la honestidad en las ventas

Lo que resulta de la honestidad, son clientes fieles que te demostrarán lealtad. Incluso, los tendrás como promotores de tu trabajo.

8.    Tienes que saber escuchar

No seas un vendedor que habla demasiado, buscando venderte a ti mismo, eso puede cansar al cliente que terminará abandonando la compra. Puede que sea una táctica que le funcione a algunos, pero no es una técnica recomendable.

Lo mejor es saber escuchar lo que el cliente está ansioso por decirte. Escucha y analiza sus dudas, objetivos y sus problemas para luego dar una respuesta relevante.

saber escuchar

Así crearás un vínculo profundo con el cliente, que se notará cuando este decida si comprar o no.

En resumen, ¿por qué es importante que sepas venderte como un producto? sencillamente porque es la mejor manera de presentarte a un cliente. Además, si tienes esa capacidad con seguridad serás un vendedor exitoso.

También te puede interesar:

LAS 8 CLAVES PARA CONTRATAR UN VENDEDOR ESTRELLA
CÓMO ENCONTRAR NUEVOS CANALES DE VENTAS
CUÁLES SON LAS ETAPAS DEL PROCESO DE DECISIÓN DE COMPRA