Archivos de la categoría EMPRESARIO

Cómo hacer benchmarketing en tu negocio

¿Habías oído hablar del benchmarketing y lo importante que es para tu negocio? Claro, seguramente estás pensando que tiene  mucho que ver con el marketing precisamente por su nombre, y es cierto. Pero hoy nos vamos a encargar de mostrarte de qué trata específicamente y cómo puedes comenzar a aplicarlo.

Verás que no es complicado como parece o como te han dicho, solo se trata de aplicar las estrategias que hoy te compartiremos y que en todo momento coloques a tu empresa por delante. Y por supuesto, de ver cómo se encuentran tus competidores.

reunión empresa

El benchmarketing y la importancia que tiene

Debemos comenzar comentando que este tipo de marketing tiene directa relación con la gestión en un negocio.  Específicamente con la posibilidad que tendrás no solo para continuar con el perfeccionamiento de tus productos, sino que también de tus procesos y servicios.

Son demasiadas las empresas que al día de hoy le tienen pánico al uso de la tecnología, pero debes saber que esta transformación solo te puede traer beneficios. Sobre todo resaltar por sobre tu competencia.

Y donde tu principal enfoque se encontrará en analizar los errores y los aciertos que se encuentran cometiendo las empresas que son tu competencia.

Cómo se puede hacer benchmarketing en tu negocio

Para llevar a cabo un adecuado benchmarketing es fundamental que puedas seguir los siguientes pasos. Ya que pasando por todas estas etapas podrás diseñar un mejor proceso:

  1. Debes conocer bien tu negocio

Para hacer esto posible la recomendación es que lo estudies para entender cuáles son los procesos internos que se tiene  que mejorar.

  1. Elige el tipo de benchmarketing adecuado

El tipo que vayas a seleccionar va a depender netamente del negocio que tengas y lo que tengas en mente realizar. Donde los tipos existentes son: benchmarketing interno, donde vas a evaluar una o más áreas de tu empresa; benchmarketing de competencia, donde estudias a otros negocios de tu mismo sector observando sus prácticas; y benchmarketing funcional, donde tomarás procesos o estrategias de negocios pero de un sector que no es el tuyo.

Benchmarking

  1. Elije las empresas

Ahora es momento de que elijas bien a qué empresas quieres analizar. Para saber si has hecho la mejor elección debes fijarte en qué procesos pretendes mejorar. La recomendación de los expertos es que siempre mires a aquellas que son líderes del sector.

  1. Datos a recolectar

Es tiempo de determinar los datos que vas a recolectar y para eso te puede servir ver por ejemplo el sitio web, las redes sociales, etc.

  1. Analiza los datos recolectados

Con todos los datos listos ahora es tiempo del análisis. Fíjate en las diferencias, comprueba qué factores de este análisis puedes usar y deja de lado los que veas que no te sirven.

  1. Implementar las mejoras

Ya que has realizado el análisis correspondiente e identificado las mejoras, es tiempo de poner manos a la obra para optimizar tus procesos y prácticas. No olvides que esto siempre incluye la elaboración de un informe que debe tener toda esta información.

También te puede interesar:

Preguntas del empresario para empresas exitosas

Elegir una buena asesoría de empresas

Tendencias de las empresas del futuro

Cómo convertirse en el proveedor favorito

Ser el proveedor favorito no es nada sencillo, de hecho llegar a conseguirlo es uno de los objetivos principales de las empresas. Pero tampoco se trata de que sea algo imposible, realmente lo importante aquí es que puedas conocer las mejores estrategias para esto y de eso nos encargaremos hoy.

Por lo tanto y a modo de avance, lo que vas a tener que buscar que tu reputación sea excelente en el medio en el cual te desenvuelves. Además de ofrecer las mejores alternativas del mercado en cuanto a precios, variedad de materiales y el tiempo de entrega.

Para ser el preferido debes entender de qué se trata

elegir un proveedor

Antes de ver las mejores estrategias para convertirte en el proveedor favorito debes tener claro de qué trata el concepto.

Si lo queremos ver desde un punto de vista más técnico, cuando te conviertes en el proveedor por excelencia para una empresa, es porque dicha entidad se encargo de comparar el mercado observando que tú eres quien entrega los mejores beneficios. Además de ser aprobado por la misma.

De hecho debes saber que las grandes organizaciones siempre cuentan con dos opciones de proveedores para estar constantemente comparando puntos claves como los precios o garantías.

Y que solo las “grandes” empresas se pueden dar el lujo de tener un proveedor favorito, por lo tanto, si te encuentras en su lista tu negocio puede obtener ganancias significativas y recurrentes.

Cómo te puedes convertir en el proveedor favorito

proveedor favorito

Poder ser parte de la lista de las empresas más grandes del país y del mundo no es algo que suceda de un día para otro. Esto toma tiempo y que tu reputación lleve un largo periodo siendo positiva.

Comenzar poner manos a la obra en esto, significa que debes:

  • Poner siempre al cliente como prioridad: esto porque la atención al cliente al día de hoy te puede hacer tener éxito o hundirte. No dejes en ningún momento de lado la buena comunicación y el entregar respuestas de forma rápida.
  • Generar confianza: poder hacer que tus clientes te tengan confianza tan solo lo puedes lograr cumpliendo con los tiempos y la forma. En todo momento muestra transparencia y buena disposición.
  • Proveedor innovador: buscar de manera constante lo último de tu sector debería convertirse en un objetivo fijo. Y esto te lo van a agradecer los clientes al volver a comprar y percatarse que eres muy distinto a la competencia.
  • Integra la sostenibilidad: puede que a simple vista sientas que esto no es tan importante para los clientes, pero déjanos decirte que sí lo es. Hoy más que nunca las empresas buscan negocios que aporten su granito de arena al medio ambiente.
  • Opciones de pago: debes pensar que el cliente es una persona informada y actualizada, por lo tanto también querrá encontrar en su proveedor favorito alternativas y facilidades de pago.

Tal como te hemos mostrado, no necesitas aplicar estrategias rebuscadas o complicadas, con estas estarás listo para convertirte en el proveedor preferido del sector.

También te pueden interesar:

8 Aspectos para Seleccionar un Proveedor Eficiente

Pasos para ser un Proveedor Exitoso

Cómo elegir al proveedor correcto

Infografía: Puntos Claves para tener una buena Imagen Empresarial

Mejorar la imagen empresarial

En esta infografía se pueden ver los Puntos Claves para tener una buena Imagen Empresarial que son:

  1. Ofrecer productos y servicios de calidad
  2. Mejorar continuamente
  3. Excelente atención al cliente
  4. Publicidad efectiva coherente con la marca
  5. Tener un buen ambiente laboral
  6. Contar con una buena imagen en Internet
  7. Emocionar al Cliente
  8. Humanizar la compañía

Comparte esta imagen en tu sitio web:

Infografía: Cómo cambiar el Chip de Empleado a Empresario

Cambiar el Chip de Empleado a Empresario

Esta infografía sobre: Cómo cambiar el Chip de Empleado a Empresario muestra los puntos fundamentales para lograrlo:

  1. Personas innovadoras de personalidad firme
  2. Descubrir una pasión
  3. Perseguir el conocimiento autónomo
  4. Constancia
  5. Trabajo duro
  6. Tomar riesgos

Comparte esta imagen en tu sitio web:

CLAVES PARA CAMBIAR EL CHIP DE EMPLEADO A EMPRESARIO

cambiar chip de empleado a empresario¿Cuáles son los puntos clave para cambiar el chip de empleado a empresario?

Cambiar el chip de empleado a empresario no es tarea sencilla. Requiere de un cambio completo de mentalidad porque, siendo honestos, la educación universitaria no prepara empresarios, sino trabajadores.

Tratando de hacer el proceso menos complicado, se han enlistado algunas claves para comenzar el proceso poco a poco, con mucha paciencia y buscando que se eviten los errores de ideologías que llevan al fracaso:

 

caracter y pensamiento emprendedor

1. Carácter y pensamiento. Primero que nada hay que comprender una cosa: el carácter es formador de personalidades. No cualquiera es capaz de emprender. De hecho, son muchos más los empleados que los emprendedores. ¿Por qué? Porque el carácter y el pensamiento por lo regular son derrotistas. Esto no quiere decir que los empleados sean perdedores, más bien significa que prefieren “la seguridad” que la libertad financiera.

El empresario tiene claro que su tiempo es suyo, es capaz de cuestionarse constantemente acerca de su vida y su pensamiento no sigue a la mayoría. Suelen ser personas innovadoras y de carácter y personalidad firme; seguros de sí mismos y listos para luchar contra las adversidades que el ser empresario representa. Porque no todo es miel sobre hojuelas, son procesos muy difíciles llenos de obstáculos, que el empresario reconoce pero que no tiene miedo de explorar (o sabe enfrentarse a dichos miedos).

 

descubrir una pasión

  2. Descubrir una pasión. Ojo: no es únicamente descubrir una pasión; sino contar con las habilidades, capacidades, talentos y conocimientos para llevarla a cabo y que reditúe. Si la pasión no es redituable, puede tomarse como hobbie y buscar emprender un negocio que represente ganancias y por el que se esté dispuesto a luchar hasta el final.

Después de descubrir la pasión y valorar si es redituable, es necesario llevar a cabo estos puntos que son muy importantes una vez analizado este paso:

  • Viabilidad de dicha pasión en términos de negocio. Como se mencionó antes: ¿la pasión reditúa? ¿Cómo se puede lograr que lo haga? ¿qué otro negocio se puede abrir que permita generar las ganancias esperadas y que no sea desagradable para llevarlo a cabo toda la vida?
  • Segmentar el mercado. Una vez analizado lo anterior es importante conocer y reconocer al cliente potencial: ¿qué le gusta y le disgusta?, ¿a qué se dedica?, ¿qué género tiene?, ¿qué edad?, ¿cuál es su poder adquisitivo?, ¿qué redes sociales suele utilizar?, etc.

redactar un plan de negocios estructurado

  • Redactar un plan de negocios bien estructurado. Un plan de negocios bien estructurado debe contener, entre otras cosas:

· Nombre de la empresa, logo y slogan.

· Objetivos de la compañía.

· Información institucional (misión, visión y valores).

· Segmentación de mercado.

· Nombre completos de los socios de la compañía.

· Organigrama de la organización.

· Estrategias de marketing.

· Planificación a corto, mediano y largo plazo de las finanzas.

· Capital inicial.

· Análisis FODA (Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas).

  • Comenzar “en pequeño”. Si no se cuenta con los recursos, no es indispensable comenzar a lo grande; una gran inauguración, la mejor página web o el local más amplio no son absolutamente necesarias. Pensar en grande es bueno, pero comenzando en pequeño.
  • Buscar financiamiento. Una vez listo el plan de negocios y localizado el punto para colocar el negocio, es necesario encontrar financiamiento. Si se cuenta con ahorros, adelante; de no ser así, existen varias opciones de instituciones públicas y privadas dispuestas a colaborar. No hay que dejarse impresionar, hay que encontrar la que mejor se adapte al plan de negocios y al propio plan de pagos y finanzas.

conformar un equipo de trabajo

  • Conformar un equipo de trabajo. Podría o no ser necesario al principio, por eso es relevante que se especifique en el plan de negocios.

 

  3. Perseguir el conocimiento autónomo. Todos, o casi todos los empresarios han recurrido al aprendizaje autónomo. ¿Qué quiere decir esto? Aprender por cuenta propia. Podría tener todo el talento y las capacidades, pero el conocimiento puede no ser suficiente. Es súper importante darse cuenta de que el aprendizaje continuo distingue a los grandes de los mediocres.

 

constancia

  4. Constancia. Si no se pretender trabajar y luchar a diario, es mejor no iniciar. Un empresario no “funciona” igual que un empleado. No tiene horario; constantemente estudia, constantemente trabaja, el esfuerzo es cada día y no es poco, es un esfuerzo máximo.

 

  5. Trabajo duro. Los mejores empresarios son los primeros que llegan y los últimos que se van; trabajan de día, de noche, en días festivos. No hay descanso, y mucho menos al inicio del negocio.

 

estar dispuesto a tomar riesgos

  6. Estar dispuesto a tomar riesgos. Esto no significa ir a la deriva, en absoluto. Para eso se redactó un plan de negocios. Sin embargo, la incertidumbre es normal y más frecuente de lo que parece. Iniciar un negocio es arriesgar dinero, esfuerzo, planes, tiempo, pero siempre con la inclinación de estar haciendo las cosas bien, de planear lo mejor que se pueda, de saber que se cuenta con el conocimiento adecuado y de que el fracaso no siempre es tan negativo, sino que puede ser una excelente experiencia.

No se emprende para fracasar, pero hay que tener en cuenta que grandes empresarios fracasaron varias veces y gracias a la confianza que tuvieron en ellos mismos y en sus días, lograron el éxito rotundo.

 

También pueden interesarte:

CÓMO PASAR DE EMPRENDEDOR A EMPRESARIO

CÓMO PIENSAN LOS EMPRESARIOS EXITOSOS

8 HÁBITOS DE LOS EMPRESARIOS EXITOSOS